inicio novedades biografía contacto fragmentos publicaciones enlaces obra artística inglés

Rubén Figaredo — escritor, historiador, musicólogo


      ZAJ y el neodadaismo en España — Exposición ZAJ - Colección Archivo Conz

Aproximación al Origen Zaj
«Zaj renunció a que la realidad fuese sometida a una taxonomía», aclara el historiador del arte Rubén Figaredo (fuente: publico.es). «Se buscó, en mi opinión, una onomatopeya, algo que generase movimiento, extrañase, algo que agitase. ZAJ es como un ruido, como el ruido de una pelota pero no precisamente de goma... ZAJ es una llave como tenian Ali Baba y los cuarenta ladrones para que se abra un universo paralelo... ZAJ es un camino para descaminados. ZAJ es ZAJ.»
(Rubén Figaredo en una entrevista por Radio Círculo Bellas Artes en Madrid, 19.02.2009)


      ...Y todo hizo ZAJ

Igual que un Jano bifronte, Hidalgo y Marchetti dieron a luz una criatura que Ramón Barce apadrinó, dándole un nombre tan absurdo como convenía. Después aparecieron otros muchos a dejar su propina, aunque también hubo quien sólo hizo ruido con una moneda que se volvio a guardar en el bolsillo.

Hidalgo y Marchetti, una vez que dan por explorados una serie de caminos estrictamente musicales, tales como el serialismo, la música concreta y la electroacústica, paulatinamente se irán inclinando a la utilización de los instrumentos como símbolos, y no como productores de sonidos. Se apartarán del hecho musical para acercarse al hecho en si, sin las ataduras de un lenguaje, que aun siendo nuevo e ignorado por la mayoría de sus hipotéticos espectadores, corría el peligro de consumirse en sí mismo en circulos esotéricos de iniciados que se autofagocitan, perpetuándose en la repetición maquinal de un bucle sin fin.

Lo "no exclusivamente sonoro" abría un campo inmenso llenos de fascinantes sugerencias e interacciones, y el arte, si lo hemos de considerar espejo de una sociedad, en aquel momento sóloZaj en Almorox podía ser absurdo, porque absurdos eran las derivaciones que forzaban el discurso de muchos creadores del momento. El realismo de autores escénicos de aquella época como Buero o Sastre mostraba, utilizando múltiples vericuetos, una realidad palmaria que el público vivía diariamente. Sin embargo, los trabajos de ZAJ intoducían al publico en un mundo donde todo era posible, en el que la evasión era un hecho y donde los mecanismos del poder hecho tiranía quedaban radiografiados, en tanto que su paranoia y manía persecutoria liberticida les hacía ser absurdos. (Rubén Figaredo en ZAJ no ha muerto (ZAJ. Colleción Archivo Conz), publicado en el catálogo de la exposición ZAJ. Colleción Archivo Conz en la Círculo Bellas Artes, el 5 de febrero de 2009 en Madrid.

Sobre Juan Hidalgo - El sonido del gesto.
Sobre el grupo Zaj: A Zaj lo que es de Zaj
English versións:
Render unto Zaj the things that are Zaj

Juan Hidalgo - The Sound of a Gesture




      Rubén Figaredo - Ángulos Muertos - Nuevas Entregas para Viajeros.

...la última obra -superdinámica- de Rubén Figaredo: Angulos muertos, nuevas entregas para viajeros. Delante de otros cuantos amigos disfrutamos con el elogio de un objeto que es palabra más imagen e imagen sobre palabra, que lo mismo discurre entre las manos que se aparece en las ventanas de Guillermo Puertas, que está escrito en un español tan chispeante y proteico que lo entiende todo el mundo como si fueran las fotos. El historiador del arte y artista en general que es Figaredo comparte conmigo varias cruces y una es que la gente nos reprende mucho: se ve que nos empeñamos en preparar combinados de sabores contrapuestos que resultan algo arduos. "Me haré amigo de los lares viales, elfos y penates, de los descamisados que apuran el don simón de un presente sin futuro", (Rubén, 2008, página 60). (Lluis Xabel Alvarez, en La Voz de Asturias)

Ángulos muertos' es «una declaración de amor al viaje y una conjura contra la falta de comunicación». Pero también es un falso libro de viajes, un falso ensayo, un falso tratado de filosofía... Tampoco es que trate de explicar mucho más su autor, el gijonés Rubén Figaredo, porque en realidad sólo su lectura puede desvelar al lector la singular propuesta de este doctor en Musicología que ha hecho de la escritura una actitud vital. (Leticia Álvarez en El Comercio)

...El escritor, que es Doctor en Historia y Ciencias de la Música, ha estado rodeado de sus lectores y el ha reconocido que está en su salsa. “Ángulos muertos. Nuevas entregas para viajeros” ha llegado en buen momento a Madrid y ha sido acogido por esta gran Feria de los libros, referencia obligada de todo escritor que, como Rubén Figaredo, es sensible a la condición humana. Su libro es una expresión y una muestra de ello. Vive la aventura, ama la observación y viaja sin prisas. Esto es lo que ha transmitido este escritor asturiano en la ciudad del ruido y las prisas. Sus lectores le admiran esa sencillez y esa forma tan fácil de hacer la vida más llevadera. La lectura de “Ángulos muertos” es un libro no sólo para viajeros. Es un libro para los amantes de una buena literatura. (Blog del Gremio de Editores de Asturias)


Reseña en El Observador Nº 15, II cuatrimestre 2008, página 34, por E.F. - publicada por FADE.
reseña del libro 'Ángulos muertos' de Rubén Figaredo

    El jardín de Aquilón

El empeño de Rubén Figaredo por dominar la luz, poco tiene que ver con un  afán por la multifacetia, sino que es la inevitable consecuencia de su naturaleza artística. La naturaleza de un hombre que no ha podido aplicarse nunca la máxima rilkiana de llegar al fondo del interior para saber si se puede vivir sin crear, porque la pasión creativa ni siquiera le ha dejado terreno para la duda.

Creo que Figaredo vive convencido de que no puede evitar tener algo que decir, como quien ha firmado un pacto secreto con alguna potencia en la que la única condición fuera no rendirse. No rendirse a las modas, ni al desaliento, y explorar el entorno y explorar lo interno hasta encontrar una nota, una palabra o una luz, que desencadene un milagro tan antiguo como el de la vivencia extática; el milagro del arte. (Eugenio Fuentes, periodista y escritor. Inauguración de la exposición “El jardín de Aquilón” Club de Prensa Asturiana 15 de noviembre de 1990.)


      Campos Magnéticos

 “Rubén Figaredo ha centrado sus primeros trabajos conocidos en una visión particular de nuestro patrimonio arquitectónico que trataba simbólicamente como parte de un paisaje más amplio en el que la atmosfera se transfiguraba haciéndose contemporánea (…) ampliando el campo hacia un paisaje cargado de referencias arquitectónicas pero basado en una construcción más geológica. El uso del color permite captar los más sutiles matices y la transformación del objeto”.
(Francisco Crabifosse. La Nueva España, 8 de noviembre de 1988.)


      Por amor al arte. Fragmentos de una enseñanza desconocida.

“Rubén Figaredo, el autor de estos artículos que ahora quiere compartir con la comunidad universitaria, es una muestra de cómo el espíritu universitario aún permanece vivo, aunque sea en una mínima parte; y esto es altamente gratificante y es lo que estimula a buena parte de los profesores: comprobar que hay estudiantes que aprenden leyendo a Schiller, que disfrutan con los textos de Neruda, que se entusiasman escuchando a Mozart y se emocionan viendo los árboles desnudos y sintiéndose por ello ‘los más ricos y afortunados de los mortales’. ¿Puede cualquier carrera universitaria aspirar a algo mejor para sus estudiantes que proporcionarles los medios para no necesitar más que unas palabras, unos sonidos, unos colores, unos olores, unas sensaciones para sentirse partícipes de lo mejor de nuestra civilización?; valores, además, permanentes que no pueden ser suprimidos o devaluados por las alteraciones de mercado ni por la aparición de nuevas tecnologías. Posiblemente esa sea la miseria de las Facultades de Humanidades, pero también, indudablemente, su grandeza”.
(Rosa María García Quirós. Vicedecana de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Oviedo. En: Por amor al arte. Fragmentos de una enseñanza desconocida; pág. 5.)


contacto por email